Alcoholemia y drogas, en el punto de mira de la DGT

Si bien hace años que las autoridades que velan por la seguridad del tráfico mantienen una lucha contra el consumo de alcohol y drogas por parte de los conductores, muchas son aún las personas que han bebido antes de ponerse al volante y han tenido una alcoholemia. Se trata de un hecho grave y es muy recomendable contar con el asesoramiento de un abogado experto en el tema como es el caso de Patón Abogados. Este bufete jurídico ha gestionado con éxito centenares de casos de conductores que se han excedido en el consumo de alcohol y han sido interceptados por la policía. En este contexto, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una peculiar iniciativa que pretende conseguir que los examinadores de carné de coche realicen tests de alcohol y droga a sus alumnos antes del examen. Si las pruebas salieran positivas y el alumno tuviera una alcoholemia no podría examinarse de la parte práctica. Esta surrealista iniciativa de la DGT –que, desde la subdelegación del Gobierno califican como “propuesta interna todavía sin cerrar” pone a los examinadores ante potenciales situaciones de conflicto con los alumnos a examinar. Obviamente, estas situaciones derivarán en problemas legales y jurídicos. Según los examinadores, no es habitual que un alumno se examine del carné de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Por este motivo, entre este colectivo profesional han criticado duramente que se implementen estos controles. Otros examinadores, por el contrario, sostienen que es relativamente habitual que reciban alumnos en condiciones bastante lamentables por el consumo de alcohol o drogas. Concretamente, dicen que muchos se fuman...